Pachi Vázquez: "Feijóo debe agotar la legislatura o explicar su fracaso a los ciudadanos"

Pachi Vázquez: "Feijóo debe agotar la legislatura o explicar su fracaso a los ciudadanos"

Pachi Vázquez: "Feijóo debe agotar la legislatura o explicar su fracaso a los ciudadanos"

Entrevista en La Región.

Pilar González Ourense.- Ha declarado ya que se siente con fuerza para optar a la reelección de secretario xeral en el congreso de marzo. ¿Realmente cree que tiene el respaldo suficiente para revalidar el cargo?

Por supuesto. Un amplísimo respaldo. Yo creo que lo tengo ¿no? Claro que al final, lo que yo diga vale poco, vas a un congreso y lo tienes o no, y no hay ningún drama. Yo me siento con ganas, con ilusión y con todo lo que llevo hecho en estos dos años y nueve meses durísimos, con el apoyo del cien por ciento, prácticamente, de mi organización en todos los momentos. En todo caso, es legítimo que aparezcan otras propuestas.

Pero el resultado de las elecciones generales no ayuda.
Yo no me presenté a esas elecciones, aunque me siento igual de responsable que los compañeros y compañeras que lo hicieron. Somos un partido que cuando ganamos, lo hacemos todos, y cuando perdemos, también. La caída del PSOE es tan horizontal en toda España! ojalá dependiera esa responsabilidad de una persona. Esto es un proyecto político y yo soy capaz de aglutinar y unir a una amplísima fuerza humana de socialistas con todas las garantías.

¿Cree que el grupo de críticos podrá aglutinar una alternativa que le haga frente?
Eso hay que preguntárselo a ellos. Sería completamente legítimo y cuando llegue el congreso, que lo hagan. Los congresos se hacen para que se presenten candidatos.

¿Entonces es bueno que haya varias alternativas?
Sería normal, yo mantengo un gran respeto a cualquier compañero o compañera, e incluso puedo aprender de ellos; no tengo la verdad absoluta. Sí llevo mucho tiempo pensando en cómo dar una alternativa a este país, escuchando a mucha gente. Y creo que voy a presentar un proyecto potente e ilusionante. En absoluto convertiría en un drama que hubiese más candidatos.

¿Cuál son esas líneas maestras de ese proyecto suyo?
La gran clave es ir unidos y aceptar una cosa: cuando nos dan la espalda cuatro millones y medio de españoles y gallegos es que algo no estamos haciendo bien. Entonces, tenemos que bajarnos y cambiar.

¿Qué hay que cambiar, pues?
La percepción que tienen los ciudadanos de que no resolvemos sus problemas. Tenemos que ver cómo creamos empleo, cómo mejoramos a las pequeñas empresas, cómo simplificamos una administración que no le gusta a nadie, no puede haber la oficina local, provincial, comarcal, nacional de turismo y ninguna resuelve.

O sea, que quiere eliminar organismos públicos que se repiten. Fíjese, como dice el PP.
Lo dice el PP pero no lo hace. El otro día lo planteé al propio Feijóo. Le dije: 'Ya llevas tres años en el corazón de la crisis' y no soy capaz de decir una cosa que haya hecho, además de desmontar el sistema financiero gallego, que parece una tontería pero es clave para dar crédito a los gallegos. ¿Dónde está ahora Feijóo? Está noqueado. Hace una reforma de gobierno cuando queda un año y, en vez de cambiar sus grandes vías de agua, que son las consellerías de Traballo e Industria, hace un corta y pega. ¿Dónde está aquel Feijóo que llegó diciendo que no podía esperar un mes? Está en el final de legislatura pero porque él se rinde.

¿Qué haría usted si gobernase?
Tenemos que reconvertir absolutamente el presupuesto de Galicia y destinar todo a inversiones productivas y a las garantías del estado del bienestar. No más aceras, no más columpios, no más farolas, cada euro gastarlo en algo que produzca empleo, convertir Galicia en un país productivo. Invertir sólo en sectores que generen empleo y economía. O eso, o la rendición.

Pero su partido ya gobernó cuatro años y no fue capaz de iniciar ese proceso.
Perdone, pero cuando alguien repase lo que hicimos en cuatro años se verá. Fue espectacular. Es cierto que perdimos, nos cogió la primera avanzadilla de la crisis pero sólo en Ourense puedo recordarle la Confederación Hidrográfica, el levantamiento del peaje, el centro de interpretación de parques naturales, ... Ahora dígame una obra de Feijóo en estos tres años. Ni una.

¿Habrá adelanto electoral?
Absolutamente.

¿Está el PSdeG preparado para salir airoso de la convocatoria?
Estamos preparados y armados para cuando quiera Feijóo. Nosotros tenemos un debate propio pero el proyecto de país lo tenemos perfectamente delimitado. Feijóo decidió convertir lo que falta en lo que, en lenguaje de baloncesto, se llama 'minutos basura', él agotó su proyecto. ¿Qué le pedimos entonces a Feijóo? Que haga un cambio de gobierno y que gobierne, porque le queda más de un 25% de legislatura; si no, que explique a los ciudadanos gallegos su fracaso y convoque elecciones. Un gobierno con mayoría absoluta que adelanta elecciones, es que no es capaz de gobernar.

Sin embargo, no parece que Feijóo acuse el desgaste pese a esa mala gestión que detecta usted.
Perdone, el desgaste lo vamos a ver cuando abramos las urnas. El gobierno de Feijóo es un desastre, no puede haber un solo gallego que diga que con este presidente le mejoró la vida. Y cuando llegó Rajoy al Gobierno de España, las dos primeras decisiones que, junto a Feijóo, tomó con Galicia fueron subir los impuestos de todos los gallegos y paralizar todas las infraestructuras que teníamos en marcha. O sea, el desgaste puede ser ya espectacular en este primer mes. n
nnn ¿Está usted satisfecho con la labor de oposición que realiza en Galicia?
La nuestra es una labor de control, difícil, muy dura pero creo que hemos demostrado que cumplimos cuando a Galicia las cosas le vienen mal dadas.

¿Esa buena labor, a su juicio, le postula, por tanto, para ser el candidato socialista a la presidencia de la Xunta?
Yo no hago oposición para ser candidato pero, legítimamente, creo que estoy capacitado. Tengo suficientes ganas y capacidad, independientemente del absoluto respeto a cualquier otro compañero o compañera que se quiera presentar. Llevo muchos años en esto y mantengo la gran ilusión de hacer una Galicia distinta. Lo hago ya como líder de la oposición, lo haré como candidato si voy y, si no, como ciudadano hasta el día que me muera. Casi lo conseguimos hace cuatro años, cuando gobernamos, pero no tuvimos tiempo.

¿Está más tranquilo ahora que José Blanco entró en horas bajas y no es competencia para usted?
No. Pepe, que es mucho Pepe, siempre me dijo: 'Pachi, yo te voy a apoyar a tí'. Otra cosa son los controles de poder y las parcelas de influencia, que te gusta tener ahí. Pienso que nunca barajó seriamente la posibilidad de ser candidato.

Lo dirá usted, pero bien que se dejaba querer.
Claro, porque era un ministro.

Supongo que esa actitud molesta a los que como usted aspiran al cargo.
Pero con eso hay que aprender a vivir. La vida es dura. Pero mi relación con Pepe es absolutamente normal, ahora más que nunca.

Llegado el momento, ¿teme usted la competencia de un Caamaño, una Mar Barcón o un Leiceaga, el último nombre que se ha sumado a la lista de alternativas frente a usted?
Yo no temo a ningún compañero, críticoo no. Sólo les tengo, y a todos, respeto. Esto no es una guerra, es un trabajo en el que tú te lo crees, cada uno busca lo mejor y no hay que convertirlo en un drama. Ya llevo mucho tiempo en esto y no me pongo nervioso. La fortaleza del PSdeG no está en mí ni en otro exclusivamente, nosotros somos fuertes cuando estamos unidos y cuando nuestras siglas cotizan; cuando no es así, no somos fuertes.

En estos dos años suyos al frente del partido no han dejado de aparecer “piedras' en su camino, en forma de contestación interna. Parece que no acaba usted de consolidarse.
Lo que hay que mirar es por qué me salen piedras en el camino. Ocurre porque tomé y apliqué decisiones. Dije que cada persona iba a tener un cargo y lo cumplí.
No es verdad. Hay un caso, el de Vigo, donde la diputada Carmela Silva compatibiliza su escaño con el de concejala de Urbanismo.
Carmela ya deja ahora el Concello.

A día de hoy (por el jueves) no lo ha hecho.
Pero ya lo tiene asumido y lo hará.

Ese tema lleva meses sin que se haya solucionado. Quizás lo lógico sería expedientarla.
No, no. Eso está resuelto. Pero lo que ocurrió cuando apliqué esa norma de una persona, un cargo, es que hubo gente a la que le afectó personalmente y se rebotó ¿entiende? Llevo dos años y medio y convoqué cinco congresos, por primera vez hay estructuras provinciales y se cumplen las máximas del partido. Claro, cuando tomas decisiones, no dejas indiferente a nadie. Pero así es la vida y la política; al que no le guste ...

Que se aguante...
No, no, que vaya a un congreso y que lo cambie.

¿Es usted de Rubalcaba o de Chacón?
De gallego. Como secretario general voy a defender en el congreso federal la mejor posición para Galicia, es decir, lo que digan los delegados gallegos. Son dos candidatos magníficos. Acabamos de pasar un momento durísimo y lo que necesitamos es volver a acertar en las propuestas que interesan a los ciudadanos, que no están para florituras. Los candidatos son muy importantes pero lo es más lo que vamos a aportar a la gente.

Vale, ¿y su preferencia personal?
Soy muy amigo de los dos.

Ourense pasa por ser “rubalcabista'.
Bueno, pero eso es una leyenda urbana. Antes se votaba por delegaciones, pero hoy el voto es individual y secreto, puede pasar cualquier cosa.

32641281A

Artigos relacionados

Deixar a resposta

Pechar